Antonio Millán Garrido es Doctor en Derecho por la Universidad Hispalense, fue miembro del Cuerpo Jurídico Militar y Catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad de Cádiz .

Antonio Millán Garrido ha sido uno de los redactores del texto del anteproyecto de la nueva Ley del Deporte aprobado el pasado 1 de febrero de 2019.

En esta entrevista repasa algunas de las cuestiones que, previsiblemente, se recogerán en esta nueva ley y, también otras cuestiones que quedan fuera.

Esta entrevista se ha realizado mediante un cuestionario de preguntas enviado y contestado por correo electrónico. Agradecemos a Antonio Millán su disposición. Nos comenta que este mes tendrá lugar además la VI Jornada de Derecho Deportivo, centrada en el deporte inclusivo y adaptado. Os dejamos, además, un enlace a los últimos libros publicados sobre la materia.

El pasado 1 de febrero se aprobó el anteproyecto de la nueva Ley del Deporte. ¿En qué punto de la tramitación se encuentra?

Tras la aprobación del borrador por el Consejo de Ministros el pasado 1 de febrero y, con ello, la adquisición por la propuesta de la condición de Anteproyecto, el texto fue sometido al preceptivo período de audiencia e información pública que concluyó el 5 de marzo, cuando un día antes, el 4, se habían disuelto las Cortes.

Desde entonces el Consejo Superior de Deportes analiza y estudia las ciento cincuenta y una alegaciones presentadas y lo está haciendo, en muchos casos, en reuniones con las propias entidades alegantes, buscando con ello el mayor grado posible de consenso.

Cabe esperar que, en la recién estrenada Legislatura, se convalide el Anteproyecto y que, tras nueva aprobación por el Consejo de Ministros, con la condición ya de Proyecto de Ley, inicie la tramitación parlamentaria.

¿Qué aspectos positivos destacarías del texto?

Sin duda, la promoción de la igualdad en el deporte, no sólo con políticas de igualdad de género, sino también otras en el ámbito del deporte de las personas con discapacidad para las que es necesario alcanzar una efectiva igualdad de oportunidades.

Asimismo, cabría destacar la potenciación de las relaciones interadministrativas a través de la Conferencia Sectorial de Deporte, el riguroso control económico de las entidades deportivas, sus normas de gobernanza y exigencias de transparencia, la deseada libertad de forma en el deporte profesional, la creación de la competición «profesionalizada» y la casi completa despublificación de la disciplina deportiva.

Este anteproyecto actualizaría la ley del deporte del 90. ¿Regula todo el régimen del deporte o hay materias que quedan fuera?

Fuera de la nueva Ley quedan, además del dopaje y la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, que están regulados por las leyes de 2013 y 2007, respectivamente, las profesiones del deporte y el patrocinio y el mecenazgo deportivo, para los que se promulgarán otras dos leyes especiales, según prevén las disposiciones adicionales 6.ª y 7.ª del Anteproyecto.

Entre que se promulga una ley y se dejan sentir sus efectos puede haber un lapso de tiempo. ¿Cuáles crees que son las principales resistencias con las que puede encontrarse esta ley cuando se ponga en marcha?

Si se promulga con el necesario consenso, esta Ley será bien acogida por todos los sectores. Su éxito dependerá, desde luego, de factores, más circunstanciales que sustanciales, especialmente, en muchos aspectos, de que se cuente con las dotaciones y recursos suficientes que permitan implementar las medidas integrantes de las políticas adoptadas.

Fuiste uno de los redactores del texto del anteproyecto, como presidente de la AEDD, ¿habéis trasladado al anteproyecto algunas de las inquietudes de la AEDD? ¿Cuáles (si se pueden decir)?

Lo primero aclararte que mi inclusión en el Grupo de Expertos al que se encargó la redacción del borrador fue a título personal y no en mi condición de presidente de la Asociación Española de Derecho Deportivo.

Por otra parte, la Asociación, que tiene como finalidad estatutaria la promoción del estudio de los problemas relacionados con la actividad deportiva desde la perspectiva jurídica, así como la divulgación de los resultados obtenidos, siempre ha optado por no manifestarse sobre cuestiones de política normativa de modo directo, siendo sus asociados los que, en Jornadas y Congresos y a través de nuestras publicaciones y de la Web, pueden y deben manifestarse. Son ya varios los que lo han hecho y todas sus opiniones, siempre que ofrezcan el nivel técnico exigible, tienen cabida en nuestras publicaciones y medios de comunicación. Éste es el criterio, de radical independencia, que nos ha permitido alcanzar los quinientos asociados y el apoyo de casi una veintena de entidades colaboradoras. Y que justifica que la Asociación Española de Derecho Deportivo ni emita editoriales ni haga públicos comunicados con planteamientos o inquietudes que no sean los individualmente expresados por nuestros asociados.

¿Qué puntos abordaréis en vuestra próxima jornada del día 21 sobre el régimen jurídico del deporte inclusivo y adaptado? 

El día 21 celebraremos, en efecto, nuestra VI Jornada de Derecho Deportivo, en la que abordaremos el análisis de las múltiples y complejas cuestiones que plantea el régimen jurídico del deporte inclusivo y adaptado o, dicho con más exactitud terminológica, del deporte de las personas con discapacidad.

Como advierte el preámbulo del Anteproyecto, «la igualdad en el deporte no se consigue exclusivamente garantizando que hombres y mujeres puedan disfrutar de su práctica y de sus beneficios de forma idéntica, sino que es necesario que todos tengan esa posibilidad, incluyendo las personas deportistas con discapacidad».

Por ello, si el último Congreso en San Sebastián versó sobre la igualdad de género (el día 21 presentaremos la obra que reúne sus ponencias y comunicaciones), esta VI Jornada pensamos que había que dedicarla al deporte de las personas con discapacidad.

¿Algo que te gustaría recalcar?

Sólo aprovechar para recordar que el mismo día 21, a las 18:30, celebraremos en el salón de actos de la Residencia Militar Alcázar la Asamblea General Ordinaria de la Asociación, en la que presentaremos las cuentas del pasado ejercicio de 2018, así como el presupuesto y las líneas de actuación de este año 2019.